Nueva York – Washington – Baltimore

Se cumplió un año del mejor viaje que hice en corta laif! Un concierto y pasar mi cumple sola fueron los motivos que me movilizaron para organizar mi aventura. Después de esta experiencia, ya me quedé con la idea de que se puede disfrutar un viaje sola, varias veces dije que no me animaría a ir sola a ninguna parte, ay no qué miedo ir sola, y si me pierdo, y si no me encuentro, y si no me hallo… Por una extraña razón, para este viaje no se me cruzaron estos pensamientos y “agarre viaje” y empecé a organizar mi aventura con mi hermana y cuñado que son los más expertos organizando viajes.

Primer prejuicio derribado: quedarme en hostales. Más que prejuicio, creo que lo que sentía era miedo, miedo a lo desconocido, a los desconocidos con quienes iba a compartir habitaciones. A partir de este viaje, solamente quiero ir a hostales para de  verdad experimentar la interacción con otras culturas. En Nueva York me quedé en un hostal que se llama Vanderbilt YMCA, la atención, ubicación e instalaciones están muy buenas.

Es demasiado difícil, recorrer todo lo que querés o te imaginás que podrías recorrer en un solo viaje, hay demasiadas cosas para ver, demasiados museos por visitar, demasiadas tienda$$$$$ para recorrer… Pero, acá en imágenes les dejo los lugares que visité, que según muchos son los imprescindibles a conocer de la ciudad que nunca duerme.

El Museo Metropolitano de Arte es ENORME! Se necesitan un par de días para recorrerlo completo, apreciando cada espacio del mismo, todo todo es beio y estimulante.

Amé, amé todo lo que vi en el Museo de Historia Natural, la colección de especímenes que hay es impresionante.

Me dio todo pirí ver en vivo, en directo La noche estrellada, obra de Vincent van Gogh que se encuentra en el MoMA.

 

Casi, casi degeneré visitar la Estatua de la Libertad, pero un amigo del hostal prácticamente me obligó a ir y pues aquí estoy yo, casual en el ferry llegando al monumento. No pude llegar hasta la corona, las entradas para eso son muy limitadas, y hay que comprarlas con mucho tiempo de anticipación.

El pulmón de Manhattan, el Central Park, enorme, hermoso y pacífico.

Y las ojeras que tal? El Top of the Rock tiene una vista HERMOSA! Me quedó pendiente tomar un milkshake de un local que estaba cerrado cuando llegamos 🙁

Este lugar si que me interpeló bastante, Ellis Island es una pequeña isla donde desembarcaban millones de inmigrantes en busca del sueño americano. En el museo se exhiben maletas, juguetes antiguos que pertenecieron a los recién llegados, atuendos de inmigrantes, fotografías inéditas, historias reales que se pueden leer durante la visita… Es un lugar cargado de historia y energía.

El Brooklyn Bridge.

El Memorial del 11 de Septiembre es otro lugar cargado de energía. Estar ahí es sobrecogedor.

Aquella fila había para tocarle las bolas al sujeto este, pero un buen split hizo que no tome taaaanto tiempo esperar en la fila.

En un mapa de atractivos de Manhattan encontré que había un Museo del Sexo. QUEQUEQUECOMO? Era el destino que encabezaba todos los destinos, es muy genial ese lugar! Aparte de museo, también…

Es un sexshop, los souvenirs del local son demasiado geniales!


En esos meses, las campañas de Trump y Hillary estaban muy fuertes. Los condones que se vendían en el museo hacían honor a la época de campañas electorales.

Uno viaja tantos kilómetros, y la vida es tan loca que te hace encontrar a personas y a historias tan geniales. Por eso me quedé con la idea de que el mejor lugar para interactuar con muchas historias y culturas por siempre va a ser un hostal. Mientras lavaba mis ropas, me quedé hablando una hora con un chico, después de contarnos nuestras historias y preguntarnos nuestros nombres, me mostró el tatuaje que se hizo en honor a su ex novia. COMO LO QUE VIAJÓ TAN LEJOS Y SE ENCONTRÓ CON OTRA KASSANDRA??!!??!?!?!

 

ELBA JONAZO

Así se siente cuando viajas sol@ y le pedís a alguien que te saque una pic, revisás y te ves sin cabeza, o como en este caso, con el dedo del sujeto que te sacó la foto. Después de Manhattan, fui a Washington, oh por Dios, que ciudad tan ordenada, tan limpia, tan elegante… Si van a visitar esta ciudad, no sean giles como yo, alquilen una bici para recorrer todo, yo me caminé todo Washington y mis pies, en determinado momento ya no respondían.

 

Un museo muy interesante que visité fue el Museo Nacional de Historia Estadounidense, es un lugar genial para conocer y entender parte de la historia cultural de los EEUU.

Me encantó la onda que tenía el hostal en el que me quedé en Washington, creo que con este cartel me compraron todo!

El último destino fue… Baltimore.

Acá ya se me iban acabando las vacaciones, Baltimore es una ciudad portuaria, anteriormente era otro de los puntos donde desembarcaban inmigrantes a los EEUU, a pesar de haber pasado un solo día en la ciudad, no desaproveché para visitar unos cuantos museos.

La noche en Baltimore fue súper tranquila, los puertos se veían hermosos.

Y pues, la verdad, yo estaba esperando que sea de noche nomás, para disfrutar del concierto de Majid Jordan, fue genial! Y solamente estoy esperando que lancen su segundo álbum para asistir a otro concierto.

Aquí yo… Re groupie jeje

Después de este viaje, solamente voy a aconsejar que si pueden, si se animan, viajen solos, que se hospeden en hostales, que armen sus propios itinerarios… Caminar solo, andar en tren, encontrarse, perderse, conocer gente de todas partes del mundo de verdad es una experiencia demasiado genial. Como para repetirlo una, y si se puede, mil veces más, en distintas partes del mundo!

 

Nos leeremos en otro post! Bai!